Pesto Siciliano

  • Pesto con Nueces

  • Pesto de Rúcula

  • Pesto con Tomate

  • Pesto de Pistacho

  • Pesto de Espinacas


  • "Pesto Siciliano"

    Pesto Siciliano



    Ahora vamos con una receta con gran tradición dentro de las recetas de pesto, ya que este pesto siciliano es una de las variantes con más solera de esta famosa salsa italiana. Te detallamos como prepararla paso a paso.

    Ingredientes:

    - 50 gramos de albahaca
    - 50 gramos de piñones
    - 125 gramos de tomates secos en aceite
    - 150 gramos de queso parmesano rallado
    - Aceite de oliva virgen
    - Un par de dientes de ajo
    - Sal




    Preparación:

    Esta es la auténtica receta que se emplea en Sicilia para hacer su versión del pesto, una de las más populares en toda Italia, y una de las más ricas y sabrosas. Para hacer un auténtico pesto siciliano vamos a necesitar tomates secos que vienen envasados en aceite, que puedes encontrar en el supermercado. A la hora de preparar la receta sacamos los tomates del aceite y reservamos la misma, no la tiramos. Lavamos las hojas de albahaca, a las que les quitamos los tallos, y la dejamos escurrir. Pelamos por último los ajos y los cortamos en dos o tres trozos cada uno.

    Ahora hay que usar un mortero para machacar las hojas de albahaca, los piñones, los ajos y los tomates secos escurridos, hasta que consigamos dejarlo todo bien triturado y mezclado. SI no tienes mortero en casa o no te gusta usarlo puedes hacer la mezcla con una picadora o una batidora, lo que facilita la tarea y deja el pesto más fino, aunque tampoco hay que batirlo demasiado, no queremos que quede demasiado líquido al triturar demasiado los ingredientes.

    Una vez hayamos machacado o triturado todo lo anterior, añadimos el aceite en el que venían conservado los tomates secos, y si hiciera falta añadimos más aceite de oliva virgen hasta completar unos 125 ml en total. En caso que hayas empleado tomates secos que no vinieran en aceite, añade esa cantidad de aceite de oliva virgen, aunque la de la conserva dará más sabor a la salsa pesto. Volvemos a mezclar todos los ingredientes una vez echado el aceite, hasta que nos quede la salsa lo más homogénea posible.


    Cuando tengamos ya esta mezcla bien hecha, si no tenemos que servir ya el pesto siciliano, podemos reservarla en un tarro cerrado en la nevera, para que los sabores se potencien. A la hora de servir el pesto ya solo nos faltaría completarlo agregando el queso parmesano rallado, el cual mezclamos bien hasta conseguir una salsa cremosa, que será ya el pesto siciliano que podemos emplear en multitud de platos. Si te sobra puedes conservarlo en la nevera durante varios días, siempre que esté bien cerrado. Esperamos que os guste esta estupenda receta que os hemos detallado.