Pesto Rojo

  • Pesto con Nueces

  • Pesto de Rúcula

  • Pesto con Tomate

  • Pesto de Pistacho

  • Pesto de Espinacas


  • "Pesto Rojo"

    Pesto Rojo



    Ahora vamos a enseñarte a preparar el conocido pesto rojo, otra de las variantes más famosas del pesto tradicional, uno de los que más se conocen a nivel internacional. Te enseñamos a hacerlo paso a paso de forma sencilla.

    Ingredientes:

    - 100 gramos de tomates secos
    - 150 gramos de queso parmesano rallado
    - 100 ml de aceite de oliva virgen
    - 50 gramos de piñones
    - Dos dientes de ajo




    Preparación:

    Ahora vamos a hacer un pesto rojo, un pesto llamativo por el color que tiene, ya que estamos acostumbrados a ver siempre el pesto con un tono verde oscuro, o algunos un tomo menos intenso, pero siempre verdes. En este caso el pesto rojo es un tanto diferente al tradicional pesto verde, pero es también uno de los más tradicionales de la gastronomía italiana. El tono rojo que tiene es el que adquiere a mezclar los tomates secos con el resto de ingredientes. Vamos ya con el detalle de la receta.

    El ingrediente principal que vamos a emplear son unos tomates secos que vienen envasados, que puedes comprar en tu supermercado habitual. Los hay que vienen envasados con aceite o bien sin aceite, puedes comprar el que prefieras, aunque si te decantas por el que viene con aceite lo vamos a aprovechar para la receta, lo que hará que tenga más sabor nuestro pesto rojo una vez esté hecho. En este caso los sacamos del bote y los ponemos a escurrir, reservando el aceite para después. Vamos a pelar también los dos dientes de ajo que emplearemos y los troceamos un poco.

    Y comenzamos ya la preparación de la salsa, poniendo en el mortero, o bien en la picadora o el vaso de la batidora, según lo que vayáis a emplear, los tomates ya escurridos y troceados previamente, los ajos y los piñones. Cuando esté todo bien machacado, o picado si no hemos utilizado un mortero, agregamos el aceite de los tomates y completamos con más aceite de oliva virgen hasta los 100 ml, o bien si no habías comprado los tomates en aceite, hay que echar los 100 ml de aceite de oliva virgen. Mezclamos todo bien hasta forma una salsa un poco más densa.


    A esta salsa le tendríamos que añadir finalmente el queso parmesano rallado, pero esto es mejor añadirlo justo antes de servir el pesto rojo, así que si vas a tardar aun en hacerlo, mételo en un recipiente cerrado y lo dejas en la nevera para que vaya mezclando bien todos los sabores. Cuando vayas a servir el plato con el pesto lo sacas un poco antes y lo mezclas bien con el queso parmesano rallado, para formar una salsa cremosa, que sería nuestro pesto rojo. Si te queda demasiado denso puedes agregar un poco de agua para hacerlo un poco más líquido, o al revés, si te queda muy líquido puedes darle más cuerpo con más parmesano.