Pesto con Nueces

  • Pesto con Nueces

  • Pesto de Rúcula

  • Pesto con Tomate

  • Pesto de Pistacho

  • Pesto de Espinacas


  • "Pesto con Nueces"

    Pesto con Nueces



    A continuación te explicamos paso a paso cómo preparar una estupenda salsa pesto con nueces, una variante de la receta tradicional que resulta perfecta para acompañar tus platos y recetas favoritas.

    Ingredientes:

    - 40 gramos de albahaca fresca
    - 75 gramos de nueces
    - 175 ml de aceite de oliva virgen
    - 50 gramos de queso tipo Parmesano
    - 50 gramos de queso tipo Pecorino
    - Dos dientes de ajo
    - Un poco de perejil
    - Sal




    Preparación:

    Esta es una de las variantes de la receta de pesto tradicional más conocidas y empleadas, en la que se sustituyen los piñones de la receta clásica por nueces, lo que le da un toque de sabor diferente pero conserva la esencia de la receta original. Es una forma diferente de preparar el pesto y que resulta también ideal para utilizar como acompañamiento de muchas recetas. Vamos con la explicación de su preparación.

    Lo primero que haremos es lavar bien tanto las hojas de albahaca fresca como las ramas de perejil que vayamos emplear, y una vez que las hayamos lavado, las escurrimos bien. Mientras tanto vamos a pelar un par de dientes de ajo, quitándoles la capa exterior y troceándolos después en láminas o en trozos más pequeños. Las nueces hay que dejarlas peladas, a menos que ya las tengas sin cáscara, claro está.

    En un mortero que sea amplio, ponemos sal en la base y después agregamos tanto la albahaca como el perejil que ya tendremos escurridos, y comenzamos a machacarlos con paciencia con el mortero. Cuando las hojas estén más o menos trituradas, iremos agregando las nueces poco a poco y las iremos machacando junto al resto de ingredientes. Una vez esté todo lo mejor triturado posible, vertemos el aceite de oliva virgen y vamos a remover todo bien para que se mezclen los ingredientes y quede una salsa más bien densa.


    Lo mejor es dejar reposar esta salsa que hemos preparado para que se mezclen mejor los sabores de los ingredientes, hasta la hora de utilizarla en nuestros platos, metida en un recipiente cerrado en la nevera. Y una vez que vayamos a necesitarla, la mezclamos con el queso parmesano rallado, y mezclamos bien, con lo que conseguiremos que nos quede una salsa más cremosa, que ya podremos servir para acompañar. Y así podrás disfrutar de esta rica salsa pesto de nueces.